domingo, 29 de octubre de 2006

Las metamorfosis de Zeus

El final feliz de la fábula Eros y Psique se debe a la magnanimidad interesada de Zeus quien ,víctima también de las flechas del travieso y juguetón dios, prefiere tenerlo de su parte como aliado en sus continuas lides amorosas. Y dice: " Si hay ahora en la tierra una muchacha que sobresalga por su belleza, recuerda que debes devolverme el favor, dándomela como presente".

El apetito sexual de Zeus es insaciable, y no le basta con poseer a las diosas y ninfas que se le cruzan por los palacios del Olimpo; su mirada va más lejos, su búsqueda se dirige a la tierra donde indefensas doncellas o incluso fieles esposas desconocen el peligro que les acecha, y tras un acto de amor no buscado contribuyen a acrecentar la descendencia divina.

Y es que en múltiples ocasiones el corazón de Zeus fue alcanzado por las ardientes flechas de Amor, hasta el punto que su majestuoso porte se transformó en figuras de lo más dispares para seducir a sus amantes mortales: Europa, Alcmena, Leda, Dánae, Io, Antíope y Calisto. Llegando más lejos, hasta el púber rostro del pastor Ganimedes provocó un ardiente deseo en el Crónida, que llevó también aparejada su consiguiente transformación.

¿Y quién mejor para hablar de metamorfosis que el poeta latino Ovidio, verdadero experto en la materia?



Ovidio nació el año 43 aC. en Sulmona, en la comarca pelignia, en el seno de una família acomodada de la clase ecuestre, que no escatimó en proporcionar una buena educación para el hijo del que se auguraba un exitoso futuro en la carrera política. Por ello fue enviado a Roma a estudiar retórica, y después completó su formación en Atenas. Pese a todos los proyectos del padre, no tardó en manifestar su verdadera vocación, y se dedicó en exclusiva al cultivo de la poesía.
Siendo ya un reconocido poeta, sonriéndole la vida a pesar de sus fracasos matrimoniales, en el año 8 dC. sufrió el peor revés de su vida, al ser exiliado y enviado por orden del emperador Augusto a Tomi, una ciudad a orillas del mar Negro.
En cuanto a los motivos del destierro, parece que la obra a punto de terminar de Ovidio , Ars Amandi ( El arte de amar), no era muy del gusto del emperador y no iba a tono con su programa de regeneración moral y de costumbres de la sociedad romana que estaba llevando a a cabo. Por otro lado, algún altercado hubo del que tomó parte el poeta y causó profundo agravio al soberano, por lo que sin más dilación fue apartado de Roma, aún sin perder su fortuna.
Siempre con la esperanza de poder volver algún día a Roma, en el año 17 murió en Tomi , donde fue honrado como hijo ilustre.

Las Metamorfosis de Ovidio representan la culminación de su obra poética ( había ya compuesto Las Heroides, cartas de amor de figuras mitológicas femeninas a sus maridos ausentes, o a sus amantes; Ars amandi, sobre el arte de amar; Los Fasti, donde expone las fiestas del calendario romano con sus costumbres y leyendas relacionadas con ellas), y sin duda han sido una de las obras de la Antigüedad clásica que mayor inspiración ha provocado en la literatura y en las artes plásticas de Occidente.
En el destierro redactó Ovidio los Tristia, y las cartas Ex ponto, escritos de carácter personal y autobiográfico.

Para Las Metamorfosis Ovidio eligió como tema la narración de todos los mitos de Grecia que acaban con un cambio de forma de los personajes, convirtiéndose en el más grande narrador de metamorfosis: en 12.000 hexámetros, repartidos en 15 libros, podemos leer desde la conversión del caos en el mundo organizado en el origen de los tiempos,ºdel que ya nos hablaba Hesíodo, hasta la transformación de César en astro, pasando por todos los episodios legendarios que explican el nacimiento de las estrellas y de seres de todo tipo a partir de un cambio de forma.

Muchas de las metamorfosis parten de una historia de amor; amores de todo tipo se despliegan ante nuestra mirada: tiernos e inocentes como Filemón y Baucis; no correspondidos como el de Dafne, Eco y Narciso; extraños en Hermafrodito, Mirra, Pigmalión; trágicos en el caso de Píramo y Tisbe,Procne y Filomela,Céfalo y Procris , Leucótoe; correspondidos: Perseo yAndrómeda; engañados: Europa, Calisto.......y en cada uno de los relatos el poeta hace tal uso de su imaginación y de su arte poético que los convierte en piezas renovadas surgidas de la tradición.

Las transformaciones de hombres en otros seres (animales,plantas,astros) fue tema literario en la Antigüedad desde los primeros tiempos, pero la novedad en Ovidio reside en encadenarlas cronológicamente para crear una historia del universo desde el caos primigenio hasta su propia época.

De Ovidio y sus Metamorfosis son deudores , en el transcurso de los siglos, no sólo la literatura ,y en especial la poesía , sino todas las manifestaciones artísticas (pintura, música...) que han querido ocuparse del tema del amor y del cambio en la vida del hombre.

Para jugar aprendiendo no olvideis pinchar aquí.