lunes, 5 de febrero de 2007

ΑΠΟΛΟΓΙΑ ΣΩΚΡΑΤΟΥΣ 15 Lacedemonia y Licurgo

La llanura del Eúrotas en el Peloponeso fue poblada exclusivamente por los dorios durante el período de las grandes migraciones, y salvo alguna excepción redujeron a servidumbre los enclaves habitados antes de su llegada; allí fundaron la ciudad de Esparta (o Lacedemonia) los espartanos o lacedemonios. Durante la época arcaica se expandieron por el resto del Peloponeso , y en las regiones conquistadas instalaron una población de posición inferior, pero no servil, tal vez descendientes de los primeros habitantes, con una libertad limitada, dedicados a las actividades económicas y con obligación de servir en el ejército (los periecos), y la masa servil (los ilotas), adscritos al suelo, tratados brutalmente y obligados a cultivar el suelo y a participar en las campañas militares.

Durante la época arcaica , la ciudad brilló por su esplendor cultural y artístico; su sistema de educación hacía hincapié en aspectos como la formación del combatiente, los ejercicios físicos y militares, el canto coral, la disciplina y el patriotismo; y sus instituciones políticas eran similares a las del resto de ciudades-estado del momento: régimen monárquico que va evolucionando hacia sistemas oligárquicos y aristocráticos.

Como rasgo propio, apenas participó del movimiento colonizador que durante los siglos VIII y VII tuvo ocupadas a muchas ciudades importantes griegas.

Sin embargo, a lo largo del s. VI, la evolución política y social que se produce en las demás ciudades no afectó a Esparta y sus instituciones se mantuvieron totalmente rígidas y anquilosadas.

Según la constitución espartana, la sociedad era regida por una monarquía dual (existían dos reyes hereditarios, procedentes de las dos casas reales), un consejo de veintiocho miembros no menores de sesenta años y elegidos de entre las más nobles familias, una asamblea formada por todos los espartanos mayores de treinta años, y un cuerpo ejecutivo de cinco funcionarios llamados eforos.

La educación totalmente dirigida por el estado tenía como objetivo formar soldados invencibles en el campo de batalla; los jóvenes comenzaban su adiestramiento militar desde muy pronto y las chicas también eran educadas con los mismos planteamientos; a los treinta años un espartano alcanzaba la edad adulta , adquiría sus derechos de ciudadanía y seguía cumpliendo con sus obligaciones públicas hasta los sesenta años.

Característico de esta sociedad fue el estilo de vida comunal propiciado por el estado, que relegó a un segundo término los vínculos familiares ; la prohibición de la moneda, de modo que no existía actividad económica privada; y la eliminación del lujo y todo aquello que no sirviera para robustecer el carácter y el físico.

Los propios espartanos atribuían su sistemas de educación y de política a la sabiduría de un gran legislador, Licurgo, (nomothétes) tan ilustre como desconocido, pero actualmente se cree que fueron resultado, más que de una persona, de la influencia de ciertas familias poderosas que quisieron mantener una situación que les beneficiaba.

2 comentarios:

Magister-Διδασκαλος dijo...

Me ha llegado tu comentario a "Estudiar clásicas". Gracias por los ánimos y las inmerecidas alabanzas. Por supuesto que puedes utilizar lo que quieras de mi blog.
Saludos. Luis.

Isabel Romana dijo...

Muy interesante, virginia. Y muchas gracias por tu visita y tu enlace. Te enlazo yo también. La verdad es que los temas clásicos son una fuente inagotable de placer, aunque poca gente se haya enterado... Le he hecho una propuesta a charo de "De re coquinaria" en la que quizá te apetezca también participar. Saludos y hasta pronto.