martes, 17 de abril de 2007

El Acueducto de Segovia y el siglo XXI

Definitivamente, el Acueducto de Segovia es uno de los monumentos más espectaculares y mejor conservados de época romana que podemos contemplar en nuestro país .Hago esta afirmación porque lo he visitado en estas vacaciones, y me impresionó mucho, a pesar de que lo había visto infinidad de veces en fotos y me resultaba próximo y familiar sin haberlo contemplado in situ.

Los alumnos, desde luego, lo conocen y tienen noticias de él gracias a las clases de Historia .

Ya en Cultura Clásica, si les preguntas cuál era su finalidad, más o menos saben que era para transportar agua, pero si les preguntas cómo, no les resulta tan claro.

La propia palabra romana “aquaeductus” nos dice lo que significa un acueducto: un conducto de agua. Un acueducto era un canal hecho por los romanos para transportar agua de un lugar a otro, y normalmente con una leve pendiente, para que el agua fluyera cuesta abajo sin aplicar ningún tipo de presión.



El agua fluía por el canal , llamado por los romanos “specus”, cuyas paredes, suelo y techo era de piedra; y este canal podía ser construido bajo tierra , a ras de suelo, o elevado sobre una muralla o hilera de arcos en caso de que tuviera que atravesar un valle o depresión del terreno; también los había excavados en roca sólida.

Desde luego, cuando hablamos de los acueductos romanos sólo nos viene a la mente el tipo más espectacular, claro, que es el canal sostenido por una hilera de arcos superpuestos de gran tamaño. Máximo ejemplo de él es el de Segovia.

El Acueducto de Segovia fue construido a finales del siglo I d C. para abastecer de agua a la población de Segovia. El agua era traída desde la sierra de Guadarrama mediante un canal cuyo recorrido hasta la ciudad es de 14.965 metros.

Si iniciamos nuestro paseo desde la confluencia de la calle del Coronel Reixac con la Avda. del Padre Claret, nos encontramos primeramente con un muro con el specus en la parte superior que se dirige hasta la llamada Casa del Agua, desarenador del acueducto que contiene un sistema de decantación del agua. La casa es de la misma época que el acueducto, pero fue reconstruida en el siglo XVIII.

El tramo de arcos (166 en total) ocupa 958 metros y está levantado mediante grandes sillares de granito sin argamasa de unión.

Avanzamos desde una hilera de arcos pequeños separados del suelo por una pequeña basa , que van creciendo de tamaño al igual que las basas, que se convierten a su vez en pilares, hasta llegar a la Plaza de Díaz Sanz donde la hilera de arcos, ya de tamaño importante, empieza a ser sostenida por otra hilera inferior, y el trayecto experimenta un brusco giro hacia la plaza del Azoguejo.



En este punto el monumento alcanza su máxima altura: 28,10 metros. Aquí la imagen es de dos hileras superpuestas de arcos iguales sostenidas por pilares: los pilares de la hilera superior son de menor altura y grosor que los de la inferior, formados éstos por cuatro secciones que se estrechan según crecen en altura.

La progresiva estrechez de los pilares se consigue utilizando sillares de menor volumen en las partes superiores, aún manteniendo el mismo número de piezas.


El acueducto llega hasta la muralla y a partir de ella atraviesa el recinto amurallado bajo el pavimento hasta llegar al Alcázar, en el extremo opuesto, levantado sobre los restos de una fortaleza romana.

Bueno, que me ha gustado mucho.

Leo que fue declarado Monumento Nacional en 1884 y Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Pero aquí tenéis otras vistas de interés del monumento.


Sin palabras.

5 comentarios:

Elena dijo...

Hola Vir!
¿Te puedes creer que no me suena para nada haber sabido que habías estado en Segovia? ¡Cómo te cunde el tiempo!!!!
Me gusta tu expliación. A ver cuándo vemos alguna foto del British!!!
Besos
Elena

Laura dijo...

¡De hecho yo esta semana santa estuve en Segovia!
Nunca había estado aunque si sabía de su acueducto, y la verdad es que fue toda una experiencia hacer el turista por allí.

Espero ver pronto las fotos y demás sobre la excursión de hoy. :)

Besos.
Laura.

albatros dijo...

Esta gran obra de los romanos es una de las cosas que tengo en la lista prioritaria de “pendientes” a visitar. Gran esfuerzo hicieron para poder llevar el agua de un sitio a otro….. Que aprendan los del PHN. Sl2

jose luis dijo...

Hola Virginia
He estado leyendo lo que pones sobre el acueducto de segovia y me preguntaba si es verdad la altura que tiene y el recorrido que hace porque me parece que es muy poco.
Un cordial saludo:
Josè Luis Fernàndez Ariza

Virginia dijo...

Bueno Jose Luís, yo no medí con un metro, pero tomé los datos de la información que proporcionaba la misma oficina de turismo, que supongo habrá consultado los archivos de la ciudad.