lunes, 12 de mayo de 2008

Discurso de defensa por el asesinato de Eratóstenes. 44 Los sicofantas y las demandas judiciales

“οὔτε γὰρ συκοφαντῶν γραφάς με ἐγράψατο, οὔτε ἐκβάλλειν ἐκ τῆς πόλεως ἐπεχείρησεν, οὔτε ἰδίας δίκας ἐδικάζετο…”

“Pues ni me denunció con falsedad, ni intentó que me desterraran de la ciudad, ni me ha interpuesto pleitos privados…”

Como no existía entre los atenienses un ministerio fiscal, las leyes animaban a los propios ciudadanos a presentar denuncias contra otros, a pesar de no ser víctima directa del agravio. Ello se conseguía concediendo al acusador una parte de los bienes confiscados o de la multa pagada por el acusado, en caso de ser culpable.

La contrapartida para frenar el abuso de esta práctica, convertida por algunos en oficio lucrativo recurriendo incluso a la calumnia, era la aplicación de elevadas multas para el acusador, e incluso la ἀτιμία (pérdida de los derechos de ciudadanía).

Esto es lo que hacían los sicofantas, se dedicaban a denunciar a sus conciudadanos con la intención de sacar ganancias a toda consta.

En este post de Charo disfrutareis gustosamente de la información relativa a la actividad de estos individuos.

Clasificación de las demandas judiciales

En la terminología judicial, el término más frecuente para aludir a una acción judicial es δίκη.

Paralelamente, también existe otro término de carácter general que se refiere a un pleito o acción judicial, ἀγών, cuya etimología, que alude al certamen, la competición, la lucha y el enfrentamiento, explica la naturaleza de los procesos judiciales en su origen.

Veamos las diversas clasificaciones de las demandas judiciales atenienses que han hecho los estudiosos siguiendo distintos criterios que, desgraciadamente, plantean muchas excepciones:


1-Dependiendo de si el agraviado es un individuo o toda la ciudad, existen:

-δίκαι (ἀγῶνες) δημόσιαι: denuncias por agravios que afectan a una persona particular y al conjunto de la sociedad como tal (κοίνὰ ἀδικήματα).

Ej: γραφή παρανόμων: denuncia por proponer una ley ilegal, cuyas consecuencias obviamente afectan a toda la ciudad.


-δίκαι (ἀγῶνες) ἴδιαι: denuncias por agravios o faltas que afectan a una persona particular.

Ej: δίκη βλαβής: denuncia por daño intencionado;

Una diferencia importante entre ambas está en la pena y en el destino de ésta: en las demandas públicas, además de la reparación del daño, que afectaba directamente al agraviado, el acusado convicto tenía que pagar una multa adicional, bien al estado o bien una parte al estado y otra al agraviado, o perdía la libertad o su estatus jurídico o incluso la vida.

En las demandas privadas la pena era la simple reparación del daño o la restitución con una multa o recargo añadido que también iba a parar al agraviado.

2-En función de la persona con derecho reconocido a presentar la denuncia:

-δίκαι: sólo pueden ser presentadas estas denuncias por la persona afectada o su κύριος, o en casos de homicidio, por los parientes, según el orden estricto de parentesco.

Ej: δίκη βιαίων (denuncia por violencia)


-γραφαί: el rasgo distintivo de una γραφή es que puede ser iniciada por cualquier ciudadano (ὁ βουλόμενος ).

Ej: γραφή ὕβρεως (denuncia por violencia y crueldad)

3)-Otra distinción es la que se hace entre δίκαι πρός τινα y δίκαι κατά τινος.

En el primer tipo, que corresponde a denuncias en las que no hay una persona a la que se atribuya un delito y se le pueda aplicar una pena, tendríamos διαδικασίαι, juicios en los que no hay ni acusador ni acusado, y la función del jurado es decidir cual de las dos partes tiene más derecho sobre algo, o más derecho a escapar de una obligación, o un deber.

Al segundo tipo corresponden todos los otros casos de acciones públicas o privadas en las que el acusado es supuestamente culpable de un delito, y de ser convicto, el jurado le impone una pena que consiste en la reparación del daño, o una multa pecuniaria pagada al estado o pagada al estado y al demandante, o la pérdida de libertad, del estatus jurídico o de la vida.

4)-Teniendo en cuenta la actuación del jurado, se habla de ἀγῶνες τιμητοί y ἀγῶνες ἀτίμητοι.

-Los ἀγῶνες τιμητοί eran aquellos en que la ley no había fijado previamente la naturaleza o el importe de la pena, por consiguiente le correspondía al jurado elegir entre la propuesta de pena del demandante, τιμᾶσθαι y la contrapropuesta del demandado, ἀντιτιμᾶσθαι.

Eran τιμητοί: δίκη κλοπῆς (denuncia por robo), δίκη βλάβης (denuncia por daños y perjuicios), δίκη ψευδομαρτυρίων (denuncia por dar falso testimonio), γραφή ἀσεβείας (denuncia por impiedad), γραφή συκοφαντίας (denuncia por acusación falsa)… …

-En cambio, en los ἀγῶνες ἀτίμητοι la ley ya tenía fijada la pena, así que los jueces simplemente aplicaban lo ya estipulado.

Eran ἀτίμητοι: δίκη ἀποστασίου (denuncia por divorcio), δίκη κακηγορίας (denuncia por difamación o injurias , γραφή ἱεροσυλίας (denuncia por saqueo o despojo de un templo) , γραφή ξενίας (denuncia por usurpar los derechos de ciudadanía) , γραφή μοιχείας (denuncia por adulterio) …

Bibliografía:
A.R.W. Harrison,
The Law of Athens. Oxford: Clarendon Press, 1968.