sábado, 14 de mayo de 2016

Enseñar y evaluar la Competencia Digital: Ciudadania digital


Desde el INTEF (Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado) surge la propuesta formativa de los NOOC (Nano Open Online Course) que permite aprender y ser evaluado sobre un aspecto concreto y acotado de una competencia, destreza o área de conocimiento durante un período de tiempo máximo de 20 horas.

Esta modalidad formativa puede ser interesante porque exige menos tiempo de dedicación y lo focaliza en un aspecto de contenido muy concreto y acotado, lo cual no está nada mal para quienes van mal de tiempo o prefieren secuenciar su formación de forma muy específica y a dosis pequeñas.

Por otra parte, el INTEF ha dado inicio al MOOC "ENSEÑAR Y EVALUAR LA COMPETENCIA DIGITAL", en el que participo, pensando que la formación y actualización permanente del profesorado es necesaria y, concretamente, esperando aprender más sobre cómo mejorar la competencia digital de mis alumnos y mejorar mis destrezas para evaluarla.


A través de diversas entradas utilizaré este espacio web para redactar mi portfolio, en el que recogeré las ideas principales del contenido del curso así como las actividades que se me propongan hacer para evidenciar mi aprendizaje. 
Una característica intrínseca de los cursos online masivos es su dimensión social: fomentan la presencia en las redes sociales como forma de aprendizaje, compartiendo e intercambiando ideas, prácticas... A través de Facebook, Procomún, Twitter y los blogs personales se generará una red de intercambio y de aprendizaje recíproco.




"ENSEÑAR Y EVALUAR LA COMPETENCIA DIGITAL"
(3ª edición)
Unidad 1- SER CIUDADANO EN LA SOCIEDAD DEL S.XXI


Después de la lectura de la siguiente bibliografía,


se propone un debate abierto sobre el concepto de Ciudadanía Digital y yo aporto mi reflexión al respecto:

En mi opinión, el concepto de ciudadanía digital hace referencia a una nueva visión o interpretación del lugar que ocupa o el rol que desempeña el individuo en las nuevas sociedades digitales que ha provocado el desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación en las últimas dos décadas. En sociedades democráticas, para el individuo, las nuevas tecnologías están provocando nuevas formas de relación social, de oportunidades laborales y/o desarrollo profesional y de participación en lo público.
La interconectividad facilita todos los procesos en los que la persona puede actuar e incidir en lo que le rodea. Los cambios son continuos; nada es permanente y desaparecen las barreras transnacionales.
El reto que supone la revolución digital en la sociedad del siglo XXI implica una nueva mentalidad y nuevas actitudes en la manera de vivir, independientemente de la edad y formación, lo cual requiere un esfuerzo por parte de los gobiernos e instituciones para que la integración en este nuevo mundo se produzca en las mismas condiciones para todos.
El ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital será aquel que sepa adaptarse a ella, en sus nuevas condiciones, oportunidades, desafíos y dificultades, para tener una vida feliz y plena en todos los aspectos.
Independientemente de la edad, el individuo necesitará desarrollar habilidades de adaptación a los continuos cambios.
La formación integral de la persona también se verá afectada debido a las exigencias de la nueva sociedad.
Sin olvidar una formación integral en valores que ayuden al individuo a mejorar personalmente y a contribuir a mejorar el colectivo, la formación del ciudadano digital requerirá el dominio de nuevas destrezas y nuevos conocimientos. La acumulación de saber tal vez ya no importe tanto como operar y manejar datos; como desarrollar pensamiento crítico y analítico para tomar decisiones en cambiantes situaciones; como responder con prontitud y eficacia ante retos diversos; como participar y colaborar en proyectos colectivos; como comunicarse sin barreras lingüísticas...
El modelo educativo del ciudadano digital tiene varios retos: saber preparar a todos en las mismas condiciones; facilitar los procesos de aprendizaje con los medios adecuados de infraestructura; ayudar a desarrollar las destrezas que requiere la sociedad digital... El aspirante a docente deberá tener claro la necesidad de su continua formación y actualización para liderar en el espacio del aprendizaje procesos de interacción con la vida real.


LOS NUEVOS RETOS DE LA SOCIEDAD DIGITAL DEL SIGLO XXI PROVOCARÁN QUE LAS PERSONAS GENEREN NUEVAS IDEAS Y SOLUCIONES PARA AFRONTARLOS.