martes, 30 de septiembre de 2008

San Miguel de los Reyes

Con ocasión de su "Jornada de Puertas Abiertas", por ser el día de San Miguel, el Lunes 29 visitamos la Biblioteca de San Miguel de los Reyes en Valencia.

Aparte de las explicaciones sobre los avatares del edificio: de alquería musulmana a sede de la Biblioteca Valenciana, pasando por monasterio propiedad de sucesivas órdenes, y centro penitenciario, con sus respectivas ampliaciones y transformaciones arquitectónicas, nuestro interés se centró, y así fue la visita guiada, en conocer un poco los intrígulis de la propia Biblioteca.

Nos explicaron cómo está estructurada la biblioteca, cómo funciona y su labor de conservación y restauración del material existente.

Existen dos salas de consulta, una , la Sala Primitiu Nicolau, que alberga la Hemeroteca, con 14.000 títulos, donde se puede acceder, vía máquinas lectoras de microfilm, a cualquiera de los periódicos publicados en Valencia desde el más antiguo de 1790 hasta el de hoy, y también a los fondos librarios modernos.
Por otro lado, la Sala Gregori Maians alberga el fondo gráfico y el archivo antiguo.

Pudimos entrar en la Sala de Restauración y allí sus responsables, nos hablaron sobre las diversas técnicas de recuperación y conservación del material existente deteriorado, de las condiciones de humedad y temperatura que requieren los libros (son materia orgánica, no lo olvidemos), de la amenaza de los insectos y de la luz solar, del "lavado" de libros impresos, de tintas que se oxidan y dañan el papel, del proceso de reintegración de fibra en una hoja de papel roída o de pergamino, del libro en que están trabajando ahora para su restauración, que consta de doce hojas manuscritas con un poema que fue dedicado a Lucrecia de Borja cuando se casó.....
Nos dijeron que, por razones de tiempo, no pueden acometer la tarea de restaurar todos aquellos códices y libros "enfermos", así que se dedican a los más importantes o a los que van a ser parte de alguna exposición temporal en la que su presencia puede aportar valor al conjunto.
Las mismas medidas de conservación se aplican al material antiguo y a los porductos escritos modernos, para que éstos sobrevivan también en el tiempo y las futuras generaciones puedan conocer nuestra cultural actual.

Para nuestra sorpresa vimos unos "robots" desempeñando su trabajo a las mil maravillas: son como cajas móviles autónomas que alojan en su interior las "joyas" librarias y las trasladan desde el depósito hasta las salas de lectura; de este modo los libros nunca entran en contacto con la temperatura ambiente ni la luz solar, y van de sala a sala protegidos en estos vehículos.
Los robots hasta suben y bajan los acensores solitos, ¡qué risa!, y tienen unos sensores que los desvían ante cualquier obstáculo que se interponga en su trayecto. ¡Total!


Como medidas de seguridad para actuar contra un incendio, nos explicaron y vimos unas puertas especiales que actúan como cortafuegos creando compartimentos aislados sin oxígeno, de manera que impiden que el fuego se expanda.

En el depósito, la persona encargada nos mostró cómo los tienen clasificados , ordenados y alojados en enormes estanterías metálicas que se abren y cierran como un acordeón, de manera que, al abrirse, se crea un pequeño pasillo entre dos de ellas y él puede coger el libro que se le ha pedido. Algún chiste hubo sobre la posibilidad de quedarte ahí emparedado (enlibrado, mejor dicho) en caso de que otra persona apretara el comando de cerrar las estanterías sin saber que su compañero está allí dentro. Bueno, nos dijo que hay unos botones de seguridad para que eso no pase. ¡Menos mal!

Nos contó que el criterio de ordenación de los libros en el depósito es el del tamaño; ¡como hay tantos!, es una manera de economizar el espacio; aunque a continuación se recurre, por supuesto, a la numeración, signatura, catálogo virtual etc... ¡porque si no, vaya lío, hay cinco plantas de archivo con 500.000 unidades!

Bueno, muy interesnate, toda una lección de "CULTURA ESCRITA".


¡Ah, y nos dieron un regalito: un libro, un cuaderno, y una camiseta!


Imágenes:
* manuscrito para se restaurado
**robot para trasladar los libros del depósito a la sala de lectura

2 comentarios:

Carlosu7 dijo...

La última vez que estube en San Miguel de los Reyes puede ver estos robots tan "famosos", la verdad es que son muy curiosos. Un saludo

Carlosu7 dijo...

Creo haber puesto estuve con b...