jueves, 19 de octubre de 2006

Eros y Psique



Apuleyo nació en el año 125 d.C.en Madauros(una ciudad de Argelia) dentro del área de influencia del imperio romano.Gracias a la buena posición económica de su padre pudo estudiar en Cartago y después en Atenas, donde concluyó toda una esmerada formación con un amplio repertorio de disciplinas que van desde la música , poesía y geometría hasta la retórica, astrología y filosofía. Viajó por todo el Mediterráneo ejerciendo de orador,y en uno de sus viajes, en la actual Trípoli, conoció a una viuda, heredera de una gran fortuna, con quien se casó. Esta boda le llevaría posteriomente a los tribunales, acusado de usar la magia para seducirla. Ante la inapelable maestría de su elocuencia en su discurso de defensa, el tribunal lo absolvíó. A partir del año 170 los datos ya no son seguros y parece ser que muríó poco después en Cartago.
Son sin discusión obras suyas la Apología (discurso de defensa ante los tribunales), los Florida (textos de retórica y oratoria), De deo Socratis (un tratado sobre divinidades menores) y la novela Las Metamorfosis -o El Asno de oro, llamada así por San Agustín-.

La época en que vivió Apuleyo se corresponde con un contexto filosófico-espiritual-religioso en el que, del divino panteón olímmpico, no queda ya sino una leve somnbra que compite con diversos sistemas de pensamniento (los seguidores platónicos, los gnósticos y los redactores de los textos herméticos),con los cultos mistéricos, los dáimones, la magia y las supersticiones. Y coinciden todos ellos en la búsqueda de la verdad, aunque por vías diferentes, que les ayude a entender lo desconocido de la condición humana.
En el plano intelectual, en aquel momento surgió la Segunda Sofística, cuyos representantes se volcaron a la imitación de la cultura griega , especialmente los modelos literarios y retóricos aticistas. Apuleyo fue uno de sus mejores exponentes, junto a Luciano y Elio Arístides.

La novela Las Metamorfosis narra las desventuras de su protagonista Lucio, un joven comerciante que durante un vaje a Tesalia se inicia en la práctica de la magia, y por un error del ritual, en vez de volar, que era lo que pretendía conseguir, se convierte en un asno. A partir de ese momento lo vemos sufrir todo tipo de calamidades y aventuras estrafalarias, hasta que al final del libro, gracias a la intervención de la diosa Isis, recupera su condición humana.
Y en el centro de todo esto se encuentra la fábula de Eros y Psique, una historia de amor con final feliz que ha sido objeto de múltiples interpretaciones y estudios a manos de los diversos sistemas de pensamiento desde su época hasta la actualidad, así como tema de muchas representaciones plásticas por parte de todas las corrientes artísticas.